¿Ayuda el colágeno hidrolizado a prevenir lesiones?

Así se forma la molécula de colágeno

Ahora hablaremos del colágeno hidrolizado como posible elemento para prevenir lesiones, al ser la proteína estructural principal de soporte para tendones, ligamentos y tu fascia. Se estima que podría prevenir lesiones con un largo periodo de recuperación, como rupturas del tendón de Aquiles o del ligamento cruzado anterior.

La premisa: como deportista, sometes a mucha presión a tus tejidos suaves, como articulaciones y cintilla iliotibial. Presión en tus ligamentos y tendones. Esas moléculas de colágeno actúan como una cuerda que se estira al máximo y vuelve a su posición inicial. A lo largo del tiempo esa cuerda se podría deshilachar (como cuando tienes esguinces o tendinitis) o romperse del todo, mucho más traumático. Para recuperar mejor, deberías tomar algo más de colágeno para reemplazar las fibras rotas. Sencillo, ¿verdad?

Eso es lo que la industria considera, y de ahí que haya tantos productos que prometen reparar tus tejidos blandos y prevenir lesiones. Puedes encontrar colágeno en polvo, en proteínas, en brotes, en barritas energéticas y en pastillas…

El colágeno no se transporta para prevenir lesiones

Aunque el colágeno es esencial para que estés sano, pierde casi toda su eficacia al envasarse. Se debe a que tiene un serio problema de transporte. El principal problema del colágeno y del resto de suplementos es que tu cuerpo no tiene modo de «enviar» el colágeno digerido (formado por aminoácidos) a zonas específicas del organismo que pudieran ayudarle a reconstruir lo que se ha dañado.

Los investigadores concluyen que los suplementos por vía oral no pueden reparar una lesión. No es tan sencillo como «echar gasolina de colágeno». La estructura de colágeno de tus tendones y ligamentos, formada por hilos de moléculas que forman cadenas complejas, es complicada. También es complicado el modo en el que lo digiere tu organismo. Las lesiones no son roturas simples de esas cadenas: están causadas por una ruptura gradual de las moléculas individuales. Eso hace que la cadena sea más débil o menos capaz de sobrevivir a la presión repetida. Si quieres curarte necesitas moléculas de colágeno de la misma complejidad.

Al masticar, beber o tragar colágeno va directamente al tracto digestivo. Ahí lo digieres igual que cualquier proteína natural: como aminoácidos individuales. Tu organismo no puede llevar esos aminoácidos directamente al lugar de la lesión para regenerar tendones y ligamentos.

En definitiva, probablemente nunca habrá un modo oral de aumentar tus niveles de colágeno. Lo lógico sería activar las células que producen colágeno, un modo más natural y probado de aumentar el número de moléculas sanas del organismo. Pero eso todavía no está a la venta en farmacias y supermercados. Mientras, lleva un estilo de vida saludable que aúne ejercicio, entrenamiento de fuerza y una dieta equilibrada. Y, si te lesionas, sé paciente.

No votes yet.
Please wait...